Valeriana officinalis L. - Flia. Valerianáceas
Nombre popular: Valeriana

Además de investigar la posibilidad del cultivo, aprecie todas las exigencias del mercado en el cual espera colocar la producción.
EXOTICAS
AUTOCTONAS
POSCOSECHA
 ORGANICO 
B.P.A. y B.P.M.
  DOÑA DOLORES  
  PRINCIPAL  
  HERBOCIENCIA  

 VALERIANA
Cultivo de 2 años

GENERALIDADES

O.P.S. Nro. 703224. No se halla inscripta en la F.N.A.

Nombre científico: Valeriana officinalis L.

Otros nombres populares

Hierba de los gatos, herba bendita.
Francés: Racine de valeriane.
Inglés: Valerian.
Alemán: Baldrianwurzel.
Italiano: Valeriana.


Botánica

Es una planta herbácea, vivaz, con un tallo subterráneo o rizoma, corto y fibroso, del que parten numerosas raíces laterales, que da lugar a un tallo, hueco y acanalado, de 0,50 a 1,60 m de altura. La hojas, opuestas, están divididas en 13 a 23 divisiones y están agrupadas en roseta en la base del tallo o insertado a lo largo de éste. Las flores pueden ser de color blanco o rosado, de tamaño pequeño y forma irregular; tubulosas; se encuentran reunidas en cimas en la extremidad del tallo y aparecen en el segundo año del cultivo, durante la primavera. El fruto es un aquenio oblongo-aovado de unos 3 mm. de largo coronado por un vilano plumoso.

El género Valeriana está representado por unas 200 especies, con amplia distribución en las regiones templadas, subtropicales y tropicales del planeta.

Tanto Valeriana officinalis L. como otras especies relacionadas son cultivadas en numerosos países de Europa y Asia. V.officinalis es cultivada en grandes áreas en Rusia, Ucrania, Polonia, Bulgaria, Rumania, Hungría, Bélgica, Francia. V. wallichii y V. fauries son cultivadas en India, Japón y otros países.

Otras especies son utilizadas como medicinales aunque no existen cultivos comerciales de importancia, tales como: V. arborea, otiginaria de Colombia, V. edulis, de América del Norte, V. carnosa Smith, de la región andina de Chile y Argentina, conocida popularmente como Ñancú lahuén o Yerba del aguilucho blanco.

Objetivo de la producción:

Los rizomas.

Multiplicación

Puede hacerse por semilla y vegetativamente, por división de pies.

Por semilla:

Se trata de una semilla pequeña, cuyo P1.000 promedio es cerca de los 0,50 grs.

En las poblaciones de valeriana es frecuente la existencia de genotipos diferentes, algunos de los cuales florecen durante la primera primavera; dado que esto agota las reservas de las raíces y produce una reducción de los rendimientos es conveniente eliminar esas plantas.

Para la siembra directa son necesarios alrededor de 2 a 3 kg de semilla por ha., pero es recomendable iniciar el cultivo en vivero, bajo cubierta, en razón de su bajo poder germinativo y el peligro de las primeras heladas. Cuando las plántulas alcanzan una altura aproximada de 0,10 m se pueden llevar al terreno definitivo para su plantación, lo que ocurrirá a mediados del invierno.

División de matas:

Se realiza sobre pies de más de un año con raíces y yemas bien desarrolladas. Dependiendo de eso, un pie puede suministrar de 10 a 20 plantas, todas de igual genotipo. Estos trabajos, los de división de pies y plantación, deben realizarse en otoño.

 CULTIVO

Los suelos mas convenientes son aquellos humíferos, pero sueltos y de buen drenaje; pues ellos facilitan y reducen las tareas de limpieza de los rizomas y las raíces en la poscosecha.

Las plantas se ubican a una distancia de 0,60 a 0,80 m entre líneas y 0,25 a 0,35 entre plantas, a una densidad aproximada de 45.000 a 50.000 plantas/ha., dependiendo de diversos factores, entre otros: fertilidad del suelo y maquinaria disponible.

La fertilización debe ser establecida en cada situación particular, pero se debe considerar que un exceso de nitrógeno provoca un excesivo desarrollo de la parte aérea de la planta, en detrimento de su porción radicular.

Labores

Las labores mas importantes son el desmalezado y el riego.

Según el tamaño del cultivo el desmalezado podrá ser manual o mecánico y/o químico. Los productos mas ensayados son la trifluralina en presiembra, y la prometrina en pre y postemergencia.

En el vivero hay que proteger a las plántulas contra hongos del suelo, por ejemplo Sclerotinia.

Otra labor de importancia es el descabezado de la floración, lo que permite un mejor desarrollo y crecimiento de material a cosechar.

 COSECHA

La extracción de los rizomas y raíces se efectúa en otoño; primero se elimina la parte aérea con una segadora o guadañadora, después se hace el desarraigo del producto con una arrancadora o, incluso, un arado de rejas, dejándolo sobre el suelo durante algunas horas para que la tierra sea mas fácil de desprender.

Rendimiento

Los rindes medios de oscilan entre 12 y 18 tn/ha. Después de secado, este peso se reduce al 25-30%. El contenido de aceite esencial varia entre un 0,5 y 1,0%.

 POSCOSECHA

Cuando el material cosechado se destina a herboristería debe ser secado. Esa tarea puede efectuarse en forma natural, mejor sobre catres a la sombra, o en forma mecánica, generalmente en secaderos a aire caliente por ventilación forzada. La temperatura en este caso no debe superar los 35 C pues, temperaturas mayores provocarán la desnaturalización de los componentes activos de la droga.

Cuando el material cosechado se destina a la extracción de su aceite esencial, el material limpio se destila en un alambique con arrastre a vapor de agua.

 CARACTERISTICAS DE LA DROGA CRUDA

La droga cruda vegetal esta compuesta por rizomas, estolones y raíces. Los rizomas son erectos, de 2-4 cm de longitud y de 1 a 2,5 cm de diámetro, entero o generalmente cortado en 2-4 piezas longitudinales; al exterior, de color pardo débil, pardo amarillento mediano o pardo oscuro, estando la porción superior provista de bases de tallos y de cicatrices de hojas y frecuentemente por un estolón horizontal corto, mientras que la superficie externa lleva numerosas raicillas frágiles y delgadas y, a veces, cicatrices de raíces; la fractura del rizoma es breve y córnea; al interior, de color pardo o medianamente pardo amarillento, con una gruesa corteza y con un cilindro central estrecho; olor característicamente valeriánico, que se hace más intenso con la edad; sabor dulzón, canforáceo y un poco amargo.

Componentes

Entre sus principios activos se encuentran: aceite esencial, formado por ácido valerénico e isovalerénico, pineno, valeranona, canfeno, borneol, mirtenol, valenol y cetonas sesquiterpénicas; valepotriatos en un 0,5 a 2% que son ésteres epoxiiridioles; alcaloides, en un 0,1%, valerianina y valerina; enzimas y colina entre los principales.

Usos

Esta es una de las plantas mas conocidas para el tratamiento del sistema nervioso. Las primeras referencias históricas se remontan al silo XVI. Tradicionalmente se la ha utilizado para calmar la excitación nervioso y facilitar el sueño. En la actualidad, bien definida la estructura de su fórmula y corroborada su acción por estudios clínicos, se sabe que cuenta con efecto sedante, anticonvulsivo e hipnótico atribuido a los ésteres iridioides que contiene, en tanto que su aceite esencial ejerce una acción antiespasmódica.

Su efecto sobre el sistema nervioso es suave y se considera un reequilibrador general, por lo que está recomendada para problemas de estrés, agotamiento nervioso, irritabilidad y trastornos de la emotividad. Resulta igualmente útil frente a síntomas más definidos como ansiedad, depresión y angustia. Se indica también contra el insomnio, más especialmente en la fase de conciliación que en las secundarias (cuando la persona se desvela después de haber dormido un tiempo).

Los valepotriatos que contiene han demostrado actividad fitotóxica en algunos tipos de tumores, pero actúan únicamente en contacto directo con el tejido tumoral.

Existen distintas especialidades farmacéuticas que incluyen esta planta en su formulación.

No suelen presentarse efectos secundarios a dosis terapéuticas aunque en personas sensibles puede ocasionar intranquilidad durante el sueño. No se la recomienda para uso continuado.

Como todo medicamento, su utilización debe ser prescripta por un médico.



   
Google

Realizado con el programa Situs 2004